24 horas en Bruselas o por qué debes alentar a tus hijos a que viajen solos

Era un viernes por la tarde, cuando recibimos un correo de la aerolínea diciéndonos que nuestro vuelo había sido cancelado. ¡Rayos y centellas! Nos encontrábamos cenando con unos muy buenos amigos en “Pinchos”, restaurante temático de Malmö, motivo de un próximo “post” por cierto. Casi se nos atraganta la comida y más a nuestros anfitriones,Sigue leyendo “24 horas en Bruselas o por qué debes alentar a tus hijos a que viajen solos”